Qué es el plan de carrera o proyección laboral y cómo implementarlo en su empresa

Tener expectativas y trazar un plan de crecimiento dentro de la empresa es importante para los colaboradores. Saber hasta dónde puede llegar es necesario para que el individuo trace metas y objetivos.

Muchas empresas sufren con la desmotivación de los colaboradores. Uno de los motivos que llevan al individuo a desacreditar en la organización y sentirse desmotivado es la falta de perspectiva de crecimiento. El poder desarrollar nuevas habilidades y trazar objetivos es necesario para la retención del empleado.

Hay una tendencia de reclutamiento. La alineación entre la retención de funcionarios y la movilidad interna en una empresa es fundamental. La retención de los empleados es una preocupación de los líderes de los equipos. El reclutador que se preocupa por la retención de empleados necesita hacer del reclutamiento interno una oportunidad.

Implementar un plan de proyección laboral consistente es importante, pero debe hacerse con cautela. Es necesario definir las nomenclaturas de cargo, metas, objetivos mensuales, y tiempo mínimo para ascenso.

¿Qué es un plan de carrera y para qué sirve?

El plan de carrera se conoce como un beneficio dado por la empresa a sus empleados. Proporciona información valiosa para ellos, como los niveles y etapas que afrontará en su ascenso en la jerarquía corporativa y el tiempo mínimo que ejercerá funciones en cada una de ellas, además de las competencias que la empresa espera que sean desarrolladas por él.

Programa de avance para los profesionales que ya forman parte del equipo, el plan de carrera es una forma de recompensarlos. En general, el plan de carrera beneficia al colaborador con cambio de cargo y salario, por medio de la evaluación de los resultados entregados a la organización.

El plan de carrera es el camino de acceso a la cima de la pirámide para aquellos profesionales que asumen sus cargos y tareas con responsabilidad, liderazgo y resultados. Con ese programa usted realmente conseguirá estimular el progreso de todos.

¿Cuál es la importancia de un plan de carrera para la organización?

Los profesionales están cada vez más ávidos por nuevas experiencias, oportunidades de aprendizaje y crecimiento profesional. Esta búsqueda por la garantía de posiciones destacadas en el mundo corporativo lleva a las empresas a pensar en nuevas soluciones para retener y motivar sus talentos.

El plan de carrera traza el potencial camino de ascenso a ser recorrido por los colaboradores de la compañía, una vez que alcancen las expectativas y metas preestablecidas. En medio de los diversos beneficios, este método se ha convertido en un artificio muy utilizado en la atracción y retención de talentos.

¿Cuáles son los tipos de plan de carrera?

El plan de carrera puede ser estructurado por la organización de acuerdo con la jerarquía diseñada por sus líderes. Pero hay dos tipos de plan de carrera muy utilizados: plan de carrera en Y y plan de carrera en W. Aunque no es una regla, y las empresas no necesitan seguir las directrices impuestas por ambos, es importante conocer un poco más de cada uno ellos. Vea la diferencia entre ellos:

1- Plan de Carrera en Y

Conocido como carrera en Y, este plan es inspirado por el diseño de la letra. El plan de carrera en Y sugiere que, a partir de un determinado cargo, el funcionario encuentre una bifurcación. Con eso, él debe escoger si sigue la carrera de especialista o de gerente.

Pero, la implementación de este tipo de plan de carrera en las empresas depende mucho de las especializaciones y seguimiento de negocio. En sectores como ingeniería, tecnología, industria farmacéutica o incluso de alimentos, que exigen un conocimiento técnico en cargos mayores, esta carrera de especialista es más común.

En esencia, la carrera Y sugiere la oportunidad de un cargo muy especializado y técnico. Con ello, el colaborador puede llegar a un nivel de gerencia senior y ser reconocido como tal.

La carrera Y es muy común en las áreas de investigación y desarrollo, donde el conocimiento es estratégico para la organización. Pues, de ese profesional, se espera un papel revolucionario dentro de la organización. Es decir, que sea capaz de traer innovaciones, ayudando a la empresa a mantenerse al frente de la competencia, a partir de sus conocimientos especializados.

Para áreas administrativas, comerciales, marketing y financieras, en que el profesional técnico suele llegar máximo a un nivel de coordinación, sin espacio para ser un gerente o director especialista, no se recomienda la aplicación de ese tipo de plan de carrera.

2- Plan de Carrera en W

Así como el plan en Y presenta dos caminos posibles de crecimiento, el plan en W, sugiere un tercero que es la mezcla de los otros dos. De este modo, en vez de seguir como especialista, el profesional puede convertirse en un gestor de proyectos.

El gestor de proyectos, en este caso, no llega a ser un líder tradicional, responsable del desarrollo de otras personas, pero acompaña puntualmente el desempeño de esas personas dentro de un proyecto específico dando feedbacks más técnicos y actuando de forma consultiva.

Menos popular en las organizaciones, este tipo de plan de carrera funciona en sectores muy específicos, como el de tecnología, por ejemplo. En este caso, un programador senior puede gestionar a otros desarrolladores, convertirse en experto o gestionar proyectos de desarrollo de nuevas tecnologías dentro de la empresa.

 

¿Cómo crear un plan de carrera en las empresas?

Para elaborar el plan de carrera en las empresas es necesario oír a los colaboradores para entender cómo y por qué ellos desean construir una vida profesional en la organización. Es necesario identificar y mapear las competencias de los profesionales, las habilidades, los sueños, los ideales y el tiempo que piensan que llevarán para llegar a donde desean.

Antes de establecer un plan de carrera en la empresa es necesario saber cuáles son los objetivos y las perspectivas profesionales de los colaboradores. A partir de esa información, es posible crear posibilidades para que el empleado desarrolle nuevas competencias. Pero para implementar un plan de carrera en la empresa es necesario que el gestor:

1- Defina una proyección laboral

Para trazar un plan de carrera, es necesario definir cómo será el progreso de los empleados. Para tal fin, es necesario establecer si el movimiento será vertical u horizontal, los criterios para ascender de cargo y tiempo del proceso. Además de eso, el plan de carrera en las empresas debe siempre estar abierto a cambios.

La comunicación entre gestores y colaboradores es esencial para establecer estas progresiones. Por eso, es necesario realizar un diagnóstico para demostrar todas las necesidades de los profesionales. De este modo, el progreso se alineará con la realidad, teniendo en cuenta la estructura, los cargos y la política salarial que el profesional puede vislumbrar en el futuro.

2- Identifique puntos fuertes y débiles de los empleados

Debe identificar puntos positivos y los que pueden ser mejorados en cada miembro del equipo. De esa forma estimulará el aprendizaje y el perfeccionamiento constante.

Es mucho más sencillo trabajar las habilidades que los colaboradores poseen que intentar desarrollar nuevas. Es importante considerar esta información en el momento de planear el plan de carrera para los empleados. Para eso, es necesario considerar lo que puede ser fomentado en cada uno, de acuerdo con el perfil individual.

3- Programe entrenamientos

El entrenamiento es esencial para equilibrar los puntos débiles y estimular los fuertes. A diferencia de lo que muchos creen, los profesionales con desempeños satisfactorios también necesitan entrenar más y revisar las cualidades, para garantizar su continuo perfeccionamiento.

4- Establezca metas

Las metas son esenciales para que el colaborador alcance sus objetivos. Al trazar las metas que componen el plan de carrera, es importante que la empresa y el profesional sean conscientes de que las decisiones deben estar de acuerdo con el escenario actual de la organización y el mercado.

Las metas deben estar bien establecidas. Crear metas imposibles de ser alcanzadas pueden generar frustraciones e ilusiones profesionales. Por más que a lo largo del proceso, las metas puedan ser revisadas, es frustrante para el colaborador trabaje por algo inalcanzable.

5- Desarrolle procesos transparentes

Desarrollar un proceso conciso y transparente es esencial para que no hayan rupturas en la relación empresa / funcionario. Para impedir cualquier tipo de injusticia y favorecimiento es necesario que haya igualdad de dificultad y niveles de ascensión.

Para obtener mejores resultados, es importante que el empleado sea consciente de los objetivos y expectativas de la empresa al tomar la iniciativa de estructurar, junto con el profesional, su plan de carrera. El colaborador no puede quedar con lagunas que comprometen el éxito del proceso.

La comunicación entre gestor y colaborador debe ser constante y transparente, para que toda la información sea compartida. Incluso si hay dudas a lo largo del proceso, deben ser siempre aclaradas.

6- Realice feedbacks constantemente

Aclarar dudas y presentar una posición a los colaboradores, el feedback es extremadamente importante para el éxito del plan de carrera. Por eso, es necesario que el gestor converse con los colaboradores para que se mantenga un diálogo abierto, puntual y sistemático con el equipo.

El plan de carrera permite realizar adaptaciones a lo largo de la planificación, si existe el riesgo de que los objetivos no se alcancen en las fechas definidas al principio. Para eso es imprescindible que el gestor esté capacitado para conducir los procesos de retroalimentación.

¿Cuáles son los beneficios del plan de carrera en las empresas?

El plan de carrera ofrece diversos beneficios para la organización. La forma de atracción y retención de empleados por medio del mismo ayuda a captar talentos disponibles en el mercado y hasta de otras empresas, y al mismo tiempo mantiene a los colaboradores que se destacan en la organización.

Los ascensos hacen que los empleados estén motivados. Con eso, el plan de carrera deja de ser un beneficio unilateral y pasa a ser bilateral. Con beneficios inmensurables para la organización, el plan de carrera es esencial para:

1- Plan de carrera: Retiene talentos

La retención de talentos consiste en un conjunto de prácticas y políticas adoptadas por las empresas para garantizar que sus profesionales por encima de la media permanezcan en ella por mucho más tiempo. Una de las formas que las organizaciones encontraron para mantener esos empleados fue ofrecerles un futuro prometedor y acorde a sus habilidades, destrezas y resultados.

El plan de carrera es una de las formas más utilizadas para retener talentos. Para que la empresa consiga mantener a los mejores colaboradores, necesita ofrecer excelentes beneficios. No sólo un buen ambiente laboral, valores y cultura organizacional bien estructurados, la empresa necesita mostrar al colaborador los planes de valorización.

2- Plan de carrera: Motiva a los empleados

La motivación es indispensable para el éxito de las organizaciones. Las acciones motivacionales en las empresas son siempre bienvenidas. Por medio de políticas de enseñanza, con entrenamientos, cursos y plan de estudios, o a través de prácticas de charlas y plan de metas, las empresas están en constante búsqueda por técnicas motivacionales.

La motivación puede tener varias fuentes, pero el plan de carrera es una de las más buscadas. El profesional necesita de ánimo y objetivo, y sólo ese tipo de técnica puede llevarlo a desafiarse, buscando ascensos. El líder, a su vez, necesita presentar un plan de carrera consistente, ofreciendo ayuda y feedback constante para los colaboradores.

3- Plan de carrera: Formación de líderes con ADN de la empresa

Vestir la camisa de la empresa y hacer que los valores estén arraigados es primordial para todos los líderes. Pero, eso no depende sólo del individuo, es necesario un esfuerzo bilateral. La organización necesita presentar un buen plan de carrera para que el líder se sienta motivado y motive a los colaboradores.

Una carrera bien establecida desarrolla líderes con el ADN de la empresa. Hombres y mujeres que luchan no sólo por el beneficio propio, sino por un objetivo común: alcanzar el sueño de la organización. Ser la mejor y mayor es siempre la voluntad de todas las empresas y para ello, hay que tener buenos profesionales.

4- Plan de carrera: Atrae nuevos talentos

Los buenos profesionales que están disponibles en el mercado, o que están buscando una oportunidad mejor, buscan por empresas que ofrezcan un diferencial. El plan de carrera es un beneficio que no sólo retiene, sino que atrae a los empleados que quieren crecer y ayudar a desarrollar el negocio.

Los colaboradores ayudan a divulgar la grandeza de la empresa, mantener a los profesionales motivados hace que otros individuos querían trabajar en la organización. Por eso, atraer nuevos talentos depende de cómo la empresa es vista interna y externamente.

5- Plan de carrera: guía al empleado

El plan de carrera da foco al colaborador, pues es por medio de él que el individuo define cómo y dónde quiere llegar. Por eso, es importante mantener un método bien estructurado, con metas bien definidas y objetivos establecidos.

El plan de carrera no sólo beneficia al colaborador, también es una excelente manera de aumentar la visibilidad, la calidad y la fuerza de la empresa.