Entrevista estructurada: qué es y cómo hacerla

¿Qué es una entrevista estructurada?

La entrevista es una etapa esencial del proceso de reclutamiento y selección de personal. La entrevista permite a los reclutadores recopilar toda la información posible y relevante de los candidatos para conocerlos mejor.

La entrevista estructurada es una de las tantas estrategias de reclutamiento. Es la práctica de utilizar la misma metodología de entrevista a la hora del proceso selectivo, o sea, utilizar las mismas preguntas para todos los candidatos. De esta manera, usted puede evaluar a todos los individuos basándose en las mismas preguntas y respuestas, impidiendo que haya alguna imparcialidad en la evaluación de los candidatos.

Este tipo de estrategia puede ser aplicada en los diversos tipos de realidad empresarial. Sea una empresa pequeña, mediana o grande y de diferentes sectores del mercado, este tipo de entrevista es adaptable a cualquier tipo de organización.

¿Qué es necesario para una entrevista estructurada?

Para elaborar una entrevista estructurada, usted debe trazar un itinerario enfocado en el proceso selectivo, donde cada pregunta tiene un por qué, es decir, un objetivo con el fin de profundizar en la vida laboral del candidato. La planificación es la palabra clave en esta fase.

Así, preparamos un paso a paso para ese tipo de entrevista:

  • Analice el cargo

Es importante que la entrevista sea formulada de acuerdo con la vacante a ser ocupada. Haga un análisis de la función, de las competencias técnicas y el comportamiento que se necesitan para ejercer el cargo.

  • Criterios de evaluación

Antes de elaborar la conversación, piense en cuáles son los objetivos de la entrevista.

Estos criterios serán su punto de referencia para la puntuación dada al candidato por cada pregunta. Las respuestas se pueden clasificar de manera que determinará su desempeño. Por ejemplo, clasificación es una escala de 0 a 10 o de Malo a Excelente.

  • Elaboración de las preguntas

Las preguntas deben tener un orden y sentido, siempre buscando respuestas que determinen si el candidato cumple con el perfil para ocupar la vacante y supla las necesidades de la empresa.

No haga preguntas que induzcan una cierta respuesta, lo ideal son preguntas abiertas que lleven a un raciocinio libre y respuestas sinceras.

  • Pruebe las preguntas

Cuando ya tenga listas las preguntas, haga una prueba final para descubrir dudas sobre el perfil buscado, las competencias y habilidades de los posibles entrevistados. Eso le ayudará a crecer como profesional y evaluar sus métodos de selección.

  • Entrene a los reclutadores

Es importante asegurar que los entrevistadores estén entrenados y sigan estrictamente la estructura. El entrevistador debe estar confiado con el guión de las preguntas y ser capaz de analizar las respuestas que escuchará y no ser influenciado por juicios personales durante el proceso de selección.

  • Actualice constantemente

Vea cómo los candidatos están reaccionando con las preguntas y cambie algunas de ellas si son muy previsibles.

Además, si hay algún cambio en los requerimientos del cargo, en la cultura organizacional o gestores, vea cómo esas nuevas modificaciones pueden alterar el guión de la entrevista estructurada.

Algunos consejos para esta parte del proceso selectivo:

 

  • Esté preparado. Un buen reclutador debe tener el dominio del asunto, saber cuáles son las habilidades y competencias necesarias para el cargo. Estudie bien a su candidato antes de la entrevista para llevar a cabo de la mejor manera la conversación.
  • Éste es el momento en el que usted está entrevistando al candidato, pero él también está evaluando si realmente tiene interés en la empresa con esa primera impresión. Intente animar la conversación para que él hable por lo menos el 70% de la entrevista, pero no olvide su papel.
  • Las preguntas deben estar enfocadas en la experiencias laboral del candidato. No haga preguntas personales o comprometedoras. Este es el momento de ver lo que el candidato tiene que puede añadir y contribuir al equipo y a la empresa.
  • Mantenga contacto visual para generar simpatía y ayudar al candidato a concentrarse.
  • Intente que el candidato se sienta cómodo durante la entrevista. En primer lugar, trate de hacer preguntas acerca de los pasatiempos y temas más relajados. Además, es importante que tenga un tiempo para pensar antes de responder a las preguntas;
  • No juzgue a su candidato por su gusto personal. Apariencia, ropa, corte de pelo, maquillaje no deben ser criterios de elección. Cuidado con el prejuicio, que además de ser crimen, puede apartar a los candidatos y puede ensuciar la imagen de su empresa. Si ese juicio es una cuestión difícil de separar de su criterio de selección, hable con diferentes colegas para ayudarle en la decisión.

Estos consejos son esenciales para que la entrevista estructurada se realice con éxito en su proceso de reclutamiento y selección. Utilizar esta estrategia en su proceso selectivo es muy importante para mejorar su calidad de contratación y encontrar nuevos talentos.

Conozca las ventajas de la entrevista estructurada

La entrevista estructurada es un método que alinea y estandariza el proceso. La selección tendrá un único direccionamiento y todos los candidatos tendrán la misma oportunidad de ser evaluados justamente.

Al final, ¿cuáles son las ventajas?

1. Menos probabilidades de error

La entrevista conducida de forma estructurada, garantiza que el entrevistador tenga un mayor control para evitar los posibles errores que puedan ocurrir.

2. Menor imparcialidad en el proceso selectivo

Cuando la entrevista no está estructurada, hay posibilidad de que el reclutador se olvide de hacer ciertas preguntas, o hacer las preguntas equivocadas para los candidatos. Un candidato que tiene el perfil deseado por la empresa puede ser perjudicado por no haber respondido a las preguntas correctas de un proceso.

Así, la evaluación de la entrevista será hecha de una forma más clara y objetiva donde el reclutador visualizará con facilidad las diferencias y cómo hacer el ranking de los mejores de acuerdo con los objetivos de la empresa

3. Mayor precisión

Al aplicar el proceso de entrevista estructurada, la empresa tiene una mayor probabilidad de precisión a la hora de seleccionar al candidato para el cargo.

Para que exista una alta compatibilidad entre el candidato y la vacante de la empresa, el reclutador debe entender lo que la empresa busca, cuál es el perfil de un profesional del equipo, además de un conocimiento profundo de la empresa sobre su cultura organizacional y el ambiente de trabajo.

Con este método, el reclutador puede elaborar un proceso con las preguntas correctas que se harán a los candidatos. Preguntas que tienen sentido y encajan en las informaciones que son necesarias para el criterio de evaluación del candidato.

4. Análisis de respuestas

Con la estandarización de la entrevista, el momento de analizar y comparar las respuestas será mucho más fácil, pues posibilita una mejor clasificación de los datos recolectados. Las posibilidades de elegir los mejores candidatos será mayor, por la facilidad de identificar cuáles candidatos cumplen con los requisitos y características más relevantes para el cargo.

Como usted leyó en nuestro artículo, la entrevista estructurada se puede aplicar en diferentes tipos de negocios. Es ventajosa para todos los mercados, pero el factor más importante de ella es que necesita mucha planificación para ser bien aplicada y exitosa. No pierda más tiempo y vea con su equipo de recursos humanos la opción de incluir las entrevistas estructuradas en sus procesos de atracción de talentos. La entrevista de empleo es un momento esencial para el entrevistador y el candidato, es el momento de la verdad. Lo ideal es que este momento esté muy bien planeado buscando una óptima contratación para su empresa.