Seleccionar página

Cultura Organizacional: qué es y cómo desarrollarla en su empresa

Cultura Organizacional: qué es y cómo desarrollarla en su empresa

La cultura forma parte de la esencia de la organización. Por eso, es muy importante que los colaboradores estén integrados con los componentes de la cultura organizacional. Tener valores bien definidos es primordial para los negocios. La cultura y el valor andan juntos y necesitan el uno del otro para guiar las acciones del equipo dentro de la empresa.

Existen diversos tipos de cultura organizacional y cada uno de ellos encaja perfectamente con la intención y propósito de la empresa. Entender la cultura organizacional no es suficiente para emplearla en la empresa. Para el éxito de las acciones es necesario moldear la estructura cultural de la empresa de acuerdo con los objetivos, sin perder la esencia.

Misión, visión y valores organizacionales son las bases para la construcción de una sólida estructura cultural. Muchos se preguntan qué es la cultura organizacional de una empresa, pero no buscan emplearla para el bien de la organización y de los colaboradores.

Para que la empresa pueda crecer con consistencia es necesario estructurar bien al equipo, de forma que todos trabajen por un objetivo común. Hacer que toda la empresa viva y busque realizar acciones basadas en la cultura organizacional es el secreto para el éxito organizacional.

Pero, ¿qué es la cultura de una organización?

La cultura organizacional es un sistema de valores compartidos por los miembros, en todos los niveles, que diferencia una organización de las demás, o sea, el conjunto de hábitos y valores que todos comparten, la esencia de la empresa.

La construcción de una cultura organizacional apunta a la estructuración del equipo para que todos los colaboradores queden en sintonía y comprometidos con la organización. Además, la cultura organizacional es la que define el perfil de quién será contratado y quién permanece en el equipo.

La cultura organizacional impacta directamente en la forma en que la empresa trata a los clientes y empleados. Los principios expresan la identidad de la organización, la cultura se basa en el conjunto de hábitos y creencias establecidos por medio de los valores, normas y actitudes compartidas por los miembros de la organización.

1- Cultura organizacional: impacto en el comportamiento del colaborador

El colaborador es directamente influenciado por la cultura organizacional. El famoso “vestir la camisa” se da cuando el individuo pasa a tener los valores arraigados en sí, y pasa a ser influenciado y movido por la cultura de la organización.

No sólo comportamiento empresarial, e influencia en las acciones del colaborador dentro de la empresa, la cultura organizacional altera la forma en que el individuo maneja los problemas individuales y en el trabajo en equipo.

Una cultura organizacional bien definida hace que todos hablen la misma lengua y busquen el mismo objetivo, lo que acaba por influenciar en las interacciones y el intercambio entre los colaboradores, haciendo que el equipo quede más unido, acabando con las rupturas en la comunicación.

 

2- Cultura organizacional: impacto en la mentalidad del colaborador

No sólo cambios en el comportamiento organizacional, la cultura de la organización impacta directamente en la mentalidad del colaborador mediante la empresa y la vida. Con la búsqueda de objetivos dentro de la empresa, el colaborador pasa a tener metas de vida, lo que acaba impactando la forma como él lidia con los problemas y se comporta en cualquier circunstancia.

El cambio en la mentalidad del colaborador, la cultura organizacional hace que el individuo gane valores inestimables, buscando y soñando junto con un grupo, para un bien mayor.

 

¿Cuáles son los componentes de la cultura organizacional?

La cultura organizacional está compuesta por 3 niveles. Estos niveles pueden ser fácilmente percibidos o difíciles de notar. Algunos de los componentes forman parte de la capa expuesta, mientras que otros, están presentes en las capas más profundas, o sea, están prácticamente ocultos. Para entender mejor lo que compone la cultura de una empresa es necesario comprender los niveles, tipos y características de la cultura organizacional.

1- Niveles de la cultura organizacional

Los niveles de la cultura organizacional son: los artefactos, los valores compartidos y los supuestos. Revise:

  • Artefactos: Considerado el primer nivel de la cultura organizacional, los artefactos son lo que vemos. Es decir, son las características fácilmente percibidas y visibles. Ejemplo: organigrama, jerarquía, grado de formalidad, productos, símbolos, entre otros.
  • Valores compartidos: El segundo nivel es lo que dicen. Es decir, son los valores compartidos que están en una capa más profunda que los artefactos, pero no totalmente imperceptibles. Ejemplo: valores ya fijados por los fundadores del negocio, normas, filosofía de la empresa, entre otros.
  • Supuestos: El tercer nivel es lo que creen, es decir, los supuestos. Todo en una capa más profunda, ellos son intrínsecos en las actividades y difícilmente se hace posible cambiarlos. Ejemplo: sentimientos y creencias inconscientes.

2- Tipos de cultura organizacional

Comprender las características culturales y en qué tipo de cultura la empresa se enmarca es muy importante, principalmente para los gerentes. Los tipos de cultura organizativa son:

  • Cultura del poder: cultura orientada al poder. El control es mantenido por sólo algunas personas, que son capaces de influir en toda la organización.
  • Cultura de los papeles: orientada por reglas, cargos y funciones definidas. El poder se determina por la posición de una persona en la estructura organizativa.
  • Cultura de las tareas: foco en los proyectos y poder en las manos de quienes tienen capacidad de resolver el problema, teniendo mayor flexibilidad, posibilidad de cambios y libertad para actuar con creatividad.
  • Cultura de personas: el colaborador está siempre en primer lugar, independiente del cargo que ocupa, sus ideas son escuchadas.

Además de los tipos, una cultura todavía puede ser considerada fuerte, débil, adaptativa o conservadora. Vea la diferencia:

  • Cultura fuerte: los valores son compartidos entre todos los miembros involucrados, como debe ser.
  • Cultura débil: permite cambios frecuentes en los valores o hábitos.
  • Cultura adaptativa: abierta a cambios e innovación.
  • Cultura conservadora: difícilmente cambian sus hábitos y los valores.

3- Características de la cultura organizacional

Dentro de la cultura organizacional existen características muy presentes. Son:

  • Innovación y evaluación de riesgos.
  • Orientación para los resultados.
  • Orientación para las personas.
  • Orientación para los equipos.
  • Estabilidad

¿Cuáles son los beneficios de la cultura organizacional?

Para entender mejor los impactos de la cultura organizacional y cuanto puede influir en la organización, hay que comprender los beneficios. Son los siguientes:

  • Beneficios financieros: las personas asumen la responsabilidad también por los costos, es decir, pasan a pensar en el todo y de esa forma los costos disminuyen.
  • Reclutamiento: la cultura organizacional atrae a profesionales que comparten los mismos ideales y valores.
  • Motivación: el reconocimiento por lo que hacen y el entendimiento del impacto de sus actividades, genera motivación.
  • Liderazgo: cultura organizacional y liderazgo están conectadas.
  • Reuniones: como todos están alineados con las informaciones y objetivos, las reuniones se vuelven más rápidas, creativas y objetivas.
  • Relaciones: la cultura también genera relaciones saludables y fuertes entre los empleados y equipos de la organización.
  • Satisfacción y felicidad: cuando se trabaja en una empresa con cultura organizacional desarrollada y estructurada, la satisfacción de los colaboradores queda evidente en el día a día.

¿Cuál es la influencia de la cultura organizacional en la contratación?

La cultura organizacional es extremadamente importante para la contratación. Para la elección de los nuevos colaboradores es necesario que la persona abrace la visión de futuro de la empresa. Por eso, es primordial medir los intereses de los candidatos.

Para el proceso de reclutamiento y selección es importante tener presentes los valores de la empresa y enfatizar en la importancia de la misión y visión de la empresa, para saber si los candidatos se identifican. Además, es primordial tener una visión a corto, mediano y largo plazo de la empresa.

La cultura organizacional es muy importante para el éxito de la empresa.

 

Sobre el Autor

Acerca de JobConvo

Software de Reclutamiento y Selección con Inteligencia Artificial.

Conozca nuestras soluciones: R & S 360º, Inteligencia Artificial, Video Recruiting y Quiz.